Seleccionar página

ANA Y JULIÁN

ELECHAS, CANTABRIA

una boda muy personal.

Todas las bodas son únicas, eso está claro pero la de Ana y Julián además fue personal, la boda que ellos querían y eso es mucho decir. Por eso escogieron una finca familiar ubicada en el pueblo de Elechas (Cantabria) que asoma a unas preciosas vistas de la bahía de Santander, un lugar mágico y más con la luz de aquél día. 

los nervios del novio.

El novio ya estaba listo, esperando en el altar a su prometida y cuando por fin, ella enfiló el pasillo central, los nervios se convirtieron en emoción. Durante toda la celebración se apreció una química enorme entre ambos así como una entrega total por los testigos y amigos, encantados de ser partícipes de esta espectacular boda.

marido y mujer.

Esa es la historia de Ana y Julian: Todo comenzó como una amistad que poco a poco se convirtió en algo más. Este maravilloso día de celebración fue la consumación de que esa amistad, era en realidad amor y amor del bueno y verdadero.

rumbo a la casa familiar.

Ana y Julian salieron convertidos en matrimonio de la Catedral de Santander. Todos sus amigos esperaban fuera para celebrar y poner rumbo a la preciosa finca familiar en Elechas.

Mientras los amigos se desplazaban en autobuses, ellos lo hicieron en un clásico precioso que en combinación con las vistas de la zona vistió la sesión de elegancia.

 

que vivan los novios.

Entre amigos, con una chuletada impresionante, baile y ¡hasta beerpong! Los novios cuidaron todos los detalles para disfrutar ellos de una noche increíble y para lograr que sus invitados no olviden nunca ese precios 13 de julio de 2019. ¡Que vivan los novios!

¿Quieres tu video de boda?

Si te casas y estás buscando un videógrafo de boda y te gusta nuestro estilo o incluso si vas de invitado y lo quieres regalar como detalle de boda no lo dudes y ponte en contacto con nosotros. Te responderemos encantados.

14 + 3 =